HISTORIA DE CHERNOBYL

El Desastre de Chernóbil

Pripyat hotel

El accidente de la central nuclear de Chernóbil se produjo el 26 de abril de 1986. Fue la  mayor catástrofe nuclear de la historia. La explosión tuvo lugar en el cuarto bloque de la central nuclear de Chernóbil, situado a solo 120 kilómetros de la capital de Ucrania - Kiev, cerca de la frontera con Bielorrusia.

En aquella época, la central nuclear de Chernóbil era una de las más grandes del mundo. Estaba dedicada a un programa militar estratégico del ejército soviético. El accidente ocurrió debido a la coincidencia de varios factores. Además del hecho de que el reactor no tuviera un sistema de seguridad actualizado, tenía un bajo nivel de automatización. En la fatídica noche del 26 de abril, había un experimento en marcha, el cual debería haber probado la gama inercial de la unidad turbo-generadora. El sobrecalentamiento del combustible causó la destrucción de la superficie del generador.

A las 1:24 de la madrugada, hora local, (entre 40 y 60 segundos después del comienzo del experimento) dos grandes explosiones se produjeron. Según algunos expertos, hubo un fallo en el proceso que pone en marcha el sistema automático de seguridad por tan solo dos segundos. Esto debería haber frenado el sobrecalentamiento del turbo-generador. El vapor liberado por la primera explosión destruyo el techo de hormigón del reactor, que pesaba 1200 toneladas. La segunda explosión tuvo lugar solo entre dos y cinco segundos después de la primera. En el reactor entró el aire del exterior e hizo que el vapor de agua se mezclara con grafito fundido. Según varias investigaciones independientes la primera explosión era de tipo químico, pero la segunda tuvo más bien las características de una explosión atómica de 0.3 kilotones (como si hubieran explotado 300 toneladas de TNT). Esto se debe sobre todo a que los neutrones libres empezaron a arder en el aire exterior. Según los testigos, la primera explosión tuvo un brillo rojo y la otra azul celeste, después de esta se pudo observar el hongo atómico encima de la central nuclear.

La investigación sobre la catástrofe fue concluida con la afirmación que el personal no siguió las normas de seguridad. El accidente nuclear de la central Lenin V.I. tuvo un gran impacto sobre los parámetros de seguridad, no solo en lo que se refiere a las centrales nucleares en otros países sino también a toda la actividad humana. Por desgracia, hoy en día podemos confirmar que desde un reactor roto y sobrecalentado de la unidad 4 de la central de Chernóbil comenzó a filtrarse la radiactividad que desencadeno una inmediata y masiva contaminación de las áreas tanto próximas como lejanas.

El desastre nuclear también fue una coincidencia. El reactor debería haber sido cerrado antes del experimento. Sin embargo, el cierre se aplazó durante nueve horas debido a las próximas celebraciones del día 1 de mayo y a la electricidad necesaria para cumplir con el plan de producción. Este retraso produjo que el experimento se llevase a cabo durante otro turno de trabajadores diferente de aquel que lo había preparado. El turno de noche estaba compuesto por operarios menos preparados para conducir el experimento. 

Después del desastre

Al accidente nuclear no lo siguió una explosión nuclear. Ambas explosiones fueron térmicas-normales. La radiactividad comenzó a emitirse fuera del cuarto reactor destruido e incendiado de la planta nuclear de Chernóbil, el cual contaminó el entorno tanto inmediato como más lejano.

El primer paso en la resolución del accidente nuclear de Chernóbil fue la extinción de la sala del reactor que estaba ardiendo y el techo de la sala del turbo-generador. El departamento especial contra incendios de la planta nuclear, junto con los bomberos de la cercana ciudad de Chernóbil, apagaron el fuego en las tres horas que siguieron a la explosión. Sin embargo, en el corazón del reactor, el grafito seguía ardiendo.

Los bomberos que trabajaban en el accidente no conocían la causa del incendio y, por lo tanto, solo vertieron agua en las ruinas del reactor. Esto agravó la situación y varias explosiones más pequeñas tuvieron lugar, junto con una contaminación radiactiva aguda. Para evitar que la radiactividad se propagara con posterioridad en el medio ambiente, se llenó el reactor con cinco mil toneladas de boro, dolomita, arena, arcilla y compuesto de plomo - lanzados desde un helicóptero que volaba sobre el reactor. Estos materiales liberados extinguieron el incendio del grafito y absorbieron los aerosoles radiactivos. Dos semanas después de la ruptura, los órganos oficiales soviéticos decidieron conservar el bloque entero que había colapsado en la planta nuclear en un sarcófago especial - un cuerpo de hormigón con su propio sistema de refrigeración.

La explosión en Chernóbil expulsó sustancias radiactivas hasta la altitud de 1,5 kilómetros . A esta altitud, los vientos del sureste arrastraron la nube radiactiva a lugares tan lejanos como Escandinavia. La nube voló sobre Escandinavia y luego regresó a Ucrania de nuevo. Durante el día del accidente, la dirección del viento cambió hacia el oeste. La segunda nube contaminada por tanto voló a través de Polonia hasta Checoslovaquia y después a Austria. Allí, rebotó en los Alpes y voló de regreso a Polonia. Por lo que conocemos hoy en día, no hay lugar en el mundo donde las nubes radiactivas de Chernóbil no estuvieron presentes. Las nubes contaminadas volaron por todo el mundo.

Los territorios más afectados fueron Ucrania y Bielorrusia, los cuales decidieron evacuar parte de sus países de forma permanente debido a contaminación del medio ambiente. En el proceso de contaminación, un papel importante fue desempeñado por el yoduro radiactivo. Este elemento tiene un periodo medio de desintegración corto y relativamente pronto después del accidente, de forma natural se descompuso en sustancias inofensivas. Hoy en día, la contaminación radiactiva se compone principalmente por sustancias tales como el estroncio y el cesio - estos tienen una desintegración de 30 años. Por lo tanto, van a seguir contaminando el entorno próximo durante varias décadas. Isótopos de plutonio y americio estarán presentes en el territorio respectivo probablemente por varios miles de años. Sin embargo, tienen un efecto de radiación insignificante para el cuerpo humano.

Las víctimas del accidente

Los hechos – el accidente en sí y luego las consecuencias del mismo componen el número de víctimas de Chernóbil. Por supuesto, las víctimas directas fueron en su mayoría los trabajadores de la planta, así como los bomberos, que recibieron dosis letales de radiación. La mayoría de las víctimas directas están enterradas en el cementerio Mitino en Moscú. Cada cuerpo está conservado en un ataúd de hormigón, debido a su alta radiación.

Chernobyl victims monument

La contaminación radiactiva se difundió principalmente a la ciudad cercana de Pripyat. Esta ciudad fue construida para los trabajadores de la planta nuclear a sólo tres kilómetros de la planta de energía nuclear. Durante todo el día después del accidente, los funcionarios del Estado no advirtieron a los 50 mil habitantes acerca de la amenaza de la contaminación radiactiva. Tampoco se les proporcionó pastillas de yodo que ayudan contra la radiación. El accidente de la planta nuclear hizo que el nivel de radiación excediera los niveles naturales en miles de veces. La evacuación de Pripyat tuvo lugar el día después - la tarde del 27 de abril de 1986. A los habitantes se les permitió coger solo lo imprescindible y se les prometió que regresarían tres días más tarde. En el momento en que fueron evacuados, fueron todos expuestos a grandes cantidades de radiación.

Oficialmente, el desastre de Chernóbil afectó a las vidas de unas 600.000 personas. Los documentos oficiales dividen las víctimas de la radiación en varias categorías. Por ejemplo, el grupo más grande es el de los 200-240 mil liquidadores - equipos de rescate, los soldados que hicieron los trabajos de descontaminación, bomberos, así como oficiales de policía. Por otra parte, está el grupo de cerca de 116 mil habitantes de las zonas contaminadas cerca de Chernóbil. Otras 220 mil personas fueron evacuadas después de los territorios contaminados de Bielorrusia, Ucrania y Rusia. Sin embargo, alrededor de 5 millones de personas siguen viviendo en las zonas contaminadas actualmente.

Pripyat - Ciudad fantasma

Pripyat era una ciudad modelo del gobierno soviético, construida en 1970. Fue erigida para los trabajadores de la planta de nuclear a sólo tres kilómetros de la planta de energía nuclear. La edad media en la ciudad era, cuando ocurrió el accidente, de solo 25 años. Tenía todos los lujos de una ciudad moderna - estación de tren, puerto, hospital y un recinto ferial.

Pripyat school no 3 parade

Durante todo el día después del accidente de Chernóbil los funcionarios del Estado no advirtieron a los 50 mil habitantes acerca de la amenaza de la contaminación radiactiva. Tampoco se les proporcionó pastillas de yodo que ayudan contra la radiación. El accidente de la planta nuclear hizo que el nivel de radiación superase los niveles naturales en mil veces. La evacuación de Pripyat tuvo lugar el día después - la tarde del 27 de abril de 1986. Con el fin de evitar el pánico y que la gente tuviera demasiado equipaje, a los habitantes se les permitió coger solo lo imprescindible, así como regresar en tres días. Aunque la verdad es que las autoridades ya habían decidido en aquel momento que la ciudad permanecería vacía para siempre.

Durante la evacuación, se rescató primero a las mujeres y los niños. Había déficit de autobuses en esta parte de la Unión Soviética. Los autobuses, por tanto, vinieron de otras partes del país para evacuar a los 50 mil habitantes de Pripyat. La cola de autobuses tenía 25 kilómetros de largo - lo que significa que cuando el primero salía de Pripyat, el último ni siquiera podía ver las chimeneas de la planta nuclear desde lejos.

Lo único que los habitantes no podían en ningún caso llevarse de sus hogares fueron los animales domésticos. Su piel podría contener el polvo radiactivo. Unidades especiales fueron establecidas para su extinción e impedir así que contaminaran el entorno. En menos de tres horas, la ciudad estaba vacía. Y se quedará así para siempre. El 5 de mayo, se llevó a cabo la evacuación de las personas que vivían en la zona prohibida (30 km de radio alrededor de Chernóbil). Hoy en día, se prohíbe la entrada en la zona, con la exclusión de aquellos que tienen un permiso o los ex-residentes que visitan los cementerios, etc. Alrededor de 100 personas, la mayoría jubilados, viven en esta zona bajo su propio riesgo. Además unos 3000 operarios trabajan en un régimen especial para acabar con los restos de la planta nuclear que dejo definitivamente de funcionar en el año 2000. A la vez están trabajando en la construcción de un nuevo sarcófago (debería estar acabado en 2017).

Pripyat city of ghost

Pripyat es actualmente una ciudad fantasma. A pesar de que nadie vive allí, tiene su propia gracia y atmósfera. No ocurrió como con los pueblos cercanos, que fueron enterrados con excavadoras. Se recuerdan sólo con carteles en la carretera con sus nombres y un mapa del pueblo. Pripyat, así como el conjunto de la zona restringida de 30 kilómetros de radio, está siendo vigilado por la policía y el ejército. A pesar de la obligación de no detenerse, esto no previno los robos y saqueos, sobre todo a partir de 1991 tras la desintegración de la URSS, cuando la zona no estaba vigilada. Toda la ciudad ha sido saqueada. No hay un solo piso que no haya sido visitado por los ladrones llevándose todos los objetos preciosos que han encontrado. La fábrica militar Júpiter había estado operando en la ciudad hasta 1997. Hoy en día, está incluso más saqueada y destruida que la mayoría de los pisos o de las escuelas de la ciudad. La ciudad está llena de escritos contemporáneos (es decir, de la década de los 80), carteles, libros o fotografías, en su mayoría con referencias a Lenin. Sus declaraciones y retratos están prácticamente en todas partes - en el Palacio de la Cultura, en un hotel, en un hospital, en la estación de policía, así como en las escuelas y jardines de infancia. El paseo por la ciudad es como un viaje al pasado, sólo con la diferencia de que allí no hay una sola alma  ni siquiera pájaros en el cielo. Uno sólo puede imaginar en su mente el retrato completo de esa época cuando la ciudad estaba floreciendo. Toda la ciudad se erigió sobre un campo verde, poco después de que la planta de energía nuclear fuera construida. Todo está hecho de hormigón. Las casas tienen el mismo aspecto que en otras ciudades de origen soviético. Algunas de ellas han sido cubiertas por los árboles, apenas se pueden ver desde la carretera. Chernóbil es un ejemplo fundamental de cómo la madre naturaleza puede hacer frente al trabajo de los hombres. En apenas dos décadas, solamente quedan las ruinas de la ciudad. No hay otro lugar similar en el mundo.

SEGURIDAD Y RADIACIÓN HOY EN DÍA

Todavía hay lugares radiactivos en la zona de Chernóbil, aunque los niveles de radiación actuales son solo de una fracción de los que había en 1986. Gran parte de los isótopos radiactivos se encuentran en la profundidad del suelo. Hoy en día, se encuentra presente en la zona principalmente radiación gamma, la cual sale del cuerpo humano con bastante rapidez. La radiación beta, que permanece en el cuerpo humano para siempre, se haya sólo cerca del sarcófago del reactor. Por lo tanto, la radiación que hay en Chernóbil en la actualidad no es dañina ni peligrosa para la salud humana.

Radiation and safety in Chernobyl

Durante dos días en la zona de Chernóbil, el cuerpo humano recibe dosis de radiación equivalentes a una radiografía en el hospital o a un vuelo intercontinental. En números, esto significa que durante una estancia de dos días en Chernóbil uno recibirá una dosis de radiación alrededor de 4 microsieverts (límite de seguridad es de 100 microsieverts por día). Los visitantes de la zona de exclusión de Chernóbil deben evitar el polvo radiactivo, en algunos lugares puede haberlo y luego se puede quedar atrapado en pequeñas (no peligrosas) partes en su ropa o zapatos. Debido a este hecho, CHERNOBYLwel.come recomienda que todos los visitantes laven toda la ropa y zapatos utilizados en la zona de exclusión después de su regreso a casa. Cada aventurero que viaja con CHERNOBYLwel.come obtendrá un respirador de tela de forma gratuita. No se recomienda visitar la zona de exclusión de Chernóbil si usted está embarazada o tiene problemas graves de salud o de sangre.

Más acerca de la radiación

La radiación es energía que se mueve a través del espacio. Se presenta en forma de partículas u ondas. Algunos de los tipos de radiación - sobre todo aquellos que son el resultado de las acciones nucleares o radiactivas - pueden ser perjudiciales para el cuerpo humano y la salud si son en grandes cantidades. Los visitantes de la zona de exclusión de Chernóbil tendrán contacto con la radiación gamma que está presente en algunos lugares de Chernóbil y Pripyat. Esta radiación se descompone fuera del cuerpo humano con bastante rapidez. La radiación beta, que se mantiene en el cuerpo humano para siempre, se encuentra sólo cerca de la cascara del reactor. Por lo tanto, la expedición de Chernóbil es segura. También es seguro tomar fotos desde una distancia segura frente el reactor pero sólo por un corto período de tiempo. Los visitantes de la zona de exclusión de Chernóbil no estarán en contacto con la radiación alfa que es la más peligrosa. Características de este tipo de radiación es muy diferente.

Button RPA
Como podemos ayudarle?