SEGURIDAD

RADIACIÓN EN CHERNÓBIL ANTES Y AHORA


La radiación es un proceso de emisión de energía y ocurre en todo el mundo, incluso en nuestros cuerpos. Durante décadas la palabra radiación estaba conectada con lugares que han cambiado la historia de la humanidad. Chernóbil es el símbolo del desastre de energía nuclear más grande en la historia de la humanidad con consecuencias fatales por los efectos de la radiación después de la explosión de la unidad 4 de la central nuclear de Chernóbil. Los niveles de radiación en la central y en las zonas vecinales (incluso en la ciudad de Prípiat) oscilaban entre 0.1 hasta 300 sievertos por hora (casi mil millones de veces más que la radiación natural medida en microSievertos). La mayoría de los isótopos radiactivos de yoduro 131, cesio 137 y estroncio 90, fue expulsada al aire. Pasar tan solo 10 minutos cerca del reactor ardiente habría resultado en un SIA (síndrome de irradiación aguda) y habría puesto la vida en peligro.

Exposición a la radiación en la vida diaria

Semanas después del accidente gracias a los continuos trabajos de liquidación (la base del reactor ardiente fue extinguida 2 semanas después de la explosión) y gracias al hecho de que la mayoría de las partículas más peligrosas (yoduro 131) tengan un periodo de desintegración corto, que hace que se conviertan en isótopos menos peligrosos o sútiles, el nivel de radiación iba disminuyendo poco a poco. Construir un sarcófago seguro (completado el 30 de noviembre de 1986, en tan solo 7 meses) y remontarlo sobre el reactor destruido, ayudó a disminuir el nivel de radiación y facilitó seguir con los trabajos de liqidación. Los isótopos radioactivos son por norma general más pesados y por eso penetran más en la tierra. Cada año se hunden 1 centímetro más en la tierra.

¿MEDIA VIDA? ... ¡YO QUIERO UNA VIDA COMPLETA!

*Periodo de semidesintegración es el periodo que necesita la radiactividad de cierto isótopo para convertirse en la mitad de su valor original Esto significa que la radioactividad nunca desapareceá por completo, sino que al cabo de un tiempo su valor será despreciable. Por ejempo después de 10 periodos de semidesintegración el valor de la radioactividad bajará 1000 veces, después de 20 períodos de desintegración 1000 000 veces etc.

Hoy en día las zonas evacuadas permanecen desiertas, aunque es muy difícil encontrar una racioactividad que sobrepasara el valor de la radiación natural. Esta también es una de las razones por las que la zona de exclusión de 30 kilómetros se ha convertido en una reserva natural. Aun así es posible encontrar algunos puntos radioactivos dentro de la zona de 10 kilómetros, lugares con radiación condensada que sobrepasan el nivel natural 100 o 1000 veces. Durante tu viaje a Chernóbil visitarás aquellos lugares, aunque no te podrás quedar allí mucho tiempo. Igual que la zona del bosque rojo (bosque de pinos detrás de la central nuclear que se secó a causa de la radiación, pocos días después del accidente) solo se visitará pasando por la zona desde el coche.

En 2016 cuando el nuevo sarcófago seguro  fue erigido encima del sarcófago viejo, los niveles de radiación de la zona de Chernóbil bajaron 3-4 veces y ahora están a unos 1.2 microsievertos por hora. En la ciudad de Prípiat el nivel de radiación puede subir en algunos lugares hasta a 0.9 microsievertos/por hora, pero normalmente no excede el nivel de radiación natural de 0.3 microsievertos/hora. Los niveles de radiación varían dependiendo por ejemplo del tiempo (más bajos en invierno y más altos en verano).

Protégete de la radiación

¿Es peligroso viajar a Chernóbil?


Eventos de la exposición a la radiación

Después de tantos años viajar a Chernóbil es más seguro que nunca. CHERNOBYLWEL.come está en el mercado más de 10 años y ya conoce las rutas más seguras evitando las zonas radiactivas durante los tours o permanece en aquellos lugares durante muy poco tiempo. Aun así siempre conseguimos que nuestros clientes vean los lugares y edificios más interesantes incluso el interior de la central. Durante un día de excursión tu cuerpo recibirá una dosis comparable con la radiación natural ambiental (que se encuentra a nuestro alrededor) para hablar más claro: esta dosis es 300 veces menor que la dosis que se recibe al dejarse escanear el cuerpo entero por rayos X y es comparable con varias horas de vuelo, donde estás más expuesto a la radiación cósmica que parte del espacio exterior. En números en un día recibirás 3-4 microsievertos de radiación gama (lista de tipos de radiación abajo) dosis que no resulta peligrosa para el cuerpo. En comparación, la mayoría de las centrales nucleares del mundo tienen sus límites de seguridad para sus empleados fijados entre 50-100 microsievertos por día. Es más probable que recibas más radiación durante el vuelo a Kiev que durante un día en Chernóbil.

Visitantes de la zona de exclusión de Chernóbil deberían evitar contacto con el polvo radiactivo que puede hallarse en ciertas zonas. Pequeñas cantidades (no peligrosas) se pueden pegar a tu ropa y zapatos. Por esto CHERNOBYLwel.come sugiere que todos los visitantes laven bien su ropa y zapatos  en cuanto lleguen a casa. Cada aventurero que viaja con CHERNOBYLwel.come obtendrá una mascarilla de tela gratis. Y, como la única agencia de viajes en Ucrania, también te ofrecemos un préstamo gratuito de contadores Geiger Muller, para mejorar tu cónfort y seguridad. A pesar del bajo riesgo, en 10 años no hubo más de 10 casos en los que nuestros clientes tuvieron que lavar sus zapatos antes de pasar por el control dosimétrico, te rogamos que te mantengas cerca de tu guía y que obedezcas sus instrucciones. Solo así podemos garantizarte un viaje seguro.

MÁS SOBRE LA RADIACIÓN


Todos los objetos que nos rodean, incluso nuestros propios cuerpos están compuestos de átomos que están a su vez compuestos de protones y neutrones que se encuentran en el núcleo, y los eléctronos que los orbitan. Los átomos del mismo elemento químico tienen el mismo número de protones pero pueden distinguirse en el número de neutrones. Las diferentes variantes del mismo elemento se llaman isótopos. Por ejemplo dos de los isótopos más conocidos son carbono, y el llamado carbono-12 y carbono-14. El número indica el número total de protones y neutrones.

Podemos dividir todos los isótopos según si son estables o cambian en un proceso que llamamos desintegración radiactiva o simplemente radiactividad. La velocidad con la que se desintegran algunos isótopos está caracterizada por el periodo de semidesintegración que varía entre fracciones pequeñas de un segundo hasta mil millones de años. Si el periodo de desintegración es corto, la descomposición es rápida, y decimos que este isótopo se ha vuelto más radiactivo y viceversa.

Exposición a la radiación y el cuerpo humano, cosas que deberías saber

Es importante entender que ciertos niveles de radiactividad son muy comunes, porque cada elemento tiene algunos isótopos radiactivos y muchos de ellos se encuentran a nuestro alrededor. Por lo tanto todos los objetos que nos rodean son hasta cierto punto radiactivos, incluso nuestros cuerpos que contienen cantidades pequeñas de carbono -14 radiactivo y de potasio -40, y normalmente alrededor de 8000 átomos de esos elementos se descomponen cada segundo. Nuestros cuerpos están acostumbrados a bajos niveles de radiactividad y no son peligrosos.

Radiación es la transportación de energía que puede ser dividida en 2 grupos: grupo ionizante o no ionizante, dependiendo de su abilidad de ionizar los átomos y las moléculas y romper los enlaces químicos entre ellos. Por ejemplo, la luz visible o las ondas de radio son tipos de radiación electromagnética no ionizante que no es peligrosa. Mientras que la radiación emitida durante la desintegración normalmente es una radiación ionizante que sí es peligrosa. El peligro de la radiación ionizante está en el hecho de que puede romper los enlaces químicos dentro de las células de organismos vivos que les dañará y puede causar perjuicios para la salud.

La cantidad de la radiación absorbida se llama dosis y para nosotros la más importante es la llamada dosis efectiva, que incluye la cantidad de cierto tipo de radiación y sus efectos biológicos. Precisamente por esto disponemos de nuestros dosímetros. Ellos medirán la cantidad de radiación recibida. Las unidades de dosis efectiva son Sievertos o microsievertos. Nuestros dosímetros miden tanto el nivel de radiacón actual en microsievertos por hora y automáticamente calculan la dosis total durante el tiempo que haya sido encendido. Como ya hemos mencionado durante una excursión en la Zona tu dosímetro medirá sobre 3-4 microsievertos de radiación gamma.

Recibir una dosis de radiación puede sonar terrible, pero es importante saberlo. Es imprescindible entender que algunos niveles de radiación, por ejemplo la radiación ambiental, es completamente natural y puede ocurrir en cualquier lugar del mundo. La radiación ambiental tiene muchas fuentes, entre ellas,  la radiación de los isótopos radioactivos que se encuentran a nuestro alrededor y también la radiación cósmica que nos llega del espacio exterior. La fuente más importante de la radiación ambiental es el gas radiactivo llamado radón, emitido naturalmente por la tierra y el que después inhalamos junto con el aire. Especialmente dentro de los edificios con mala ventilación puede haber concentraciones de este tipo de gas y los niveles de radiación pueden ser más altos que en la mayoría de los lugares de la Zona de Exclusión.

Hablando en números, el promedio mundial de todas las fuentes de radiación ambiental son alrededor de 8 microsievertos al día. Así que puedes comprobar que los 3-4 microsievertos medidos con tu dosímetro durante unas 10-12 horas de excursión son completamente sanas y comparables con las cantidades que recibirías en tu casa. Además, hay muchos lugares donde la radiación es naturalmente más alta que en Chernóbil. Playa de Guarapari en Brasil tiene el récord, donde, en algunos lugares, los niveles de radiación exceden los de Chernóbil hasta 100 vieces.

Aparte de las fuentes naturales de radiación ambiental hay muchas fuentes artificiales a las que estamos expuestos diariamente. Estas incluyen varios procedimientos médicos, pero también el fumar, ya que el humo de los cigarillos contiene una considerable cantidad de polonio–210 radiactivo que puede causar cáncer. Otra actividad radiactiva es viajar en avión ya que en grandes altitudes estamos más expuestos a la radiación cósmica, de la que nos protege la atmósfera. En la tabla n.1 (abajo) hemos incluido las fuentes artificiales más comunes. Como puedes ver: el fumar es una de las actividades más radiactivas y fumarse un paquete de cigarillos al año equivale a una dosis 10 000 veces mayor que la dosis que se recibe durante la excursión a la Zona.

4 tipos de radiación

*radiación alfa: es la radiación más común, ya que la mayoría de los isótopos radiactivos se desintegra emitiendo las partículas alfa. Las partículas alfa consisten de 2 protones y 2 neutrones. Como son bastante grandes y llevan la carga eléctrica, es muy fácil pararlas. Un pedacito de papel o unos centímetros de aire es normalmente suficiente para protegerse de la radiación alfa. Sin embargo, si algún material alfa radiactivo estuviese ingestionado o inhalado y estuviese en contacto directo con algunos tejidos de los órganos internos, podría dañar y provocar problemas de salud. Esta es la razón por la que es necesario evitar la contaminación de comida, y es la principal razón por la que queda terminantemente prohibido consumir cualquier tipo de comida durante la excursión a la zona de exclusión.

*radiación beta: consiste de eléctronos, también llamados posítronos. Un pedacito de plástico, un papel de aluminio o unos pocos metros de aire lo pueden parar relativamente fácil. Por esta razón tus dosímetros detectarán la radiación beta durante muy poco tiempo cerca de los llamados hot spots o puntos calientes, y por lo tanto, no presentan riesgos graves de salud. Al igual que la radiación alfa, es muy importante evitar el consumo de la comida posiblemente contaminada.

*radiación gama: es un tipo de radiación electromagnética, la misma que se encuentra en la luz visible u ondas de radio, pero mucho más energética. Es un tipo de radiación muy penetrante y es mejor combatida con grandes cantidades de plomo u hormigón. La radiación gama es un tipo de radiación que se puede encontrar en cualquier lugar a nuestro alrededor y por eso nuestros cuerpos están acostumbrados a sus bajos niveles. Cantidades pequeñas de radiación gama, por lo tanto, no suponen un grave riesgo para la salud.

*radiación de neutrones: típicamente se produce dentro de la fisión nuclear, que ocupa el papel más importante de la energía nuclear. Es un tipo de radiación muy penetrante, que es mejor combatido con materiales con alta concentración de neutrones como la parafina o grandes cantidades de agua. Sin embargo, es un raro caso de radiación que solamente se puede encontrar en la proximidad de los reactores nucleares activos.

exposición a la radiación en la vida diaria Chernóbil

¿Buscas más radiación?


El plátano es la fruta más radiactiva. Contiene un isótopo radiactivo de potasio -40. Comerse un plátano equivale a una dosis de 0.1 microsievertos de radiación. Sin embargo la radiación recibida por el cuerpo al comerse un plátano es incomparable con la dosis recibida al fumarse un cigarrillo o una excursión a Chernóbil.

exposición a la radiación en la vida diaria

En el mundo hay varios lugares que son natualmente o históricamente radiactivos hacia los que la gente no tiene tantos prejuicios como hacia Chernóbil.

Nosotros nos encargamos,sobretodo, de que tu excursión a Chernóbil sea una de las aventuras más seguras de tu vida.

ELIGE TOUR